Inmigrante de la generación del 80

Inmigrante de la generación del 80

Me gustaría hablar de un problema que pocas veces se afronta en este círculo. El ámbito del matrimonio entre los jóvenes musulmanes nacidos en España o inmigrantes que llegaron muy jóvenes. Por ejemplo: de la generación del 80. Cuantos de vosotros habréis oído en casa: ¿Y tú cuándo te casarás?

Realmente no saben cuánta presión hay detrás de esa pregunta para jóvenes como nosotros y nosotras. Por cultura, creencias, religión y respeto a nuestros padres, tenemos que buscar a nuestra futura pareja, en un círculo muy pequeño, digamos que sería como buscar una aguja en un pajar.

El abanico de opciones es tan escaso que muchas veces nos agobiamos con el hecho de pensar, ¿Alguna vez me tocará a mí?
Indistintamente de lo que creáis algunos, ese problema lo tenemos todos. Vayamos por pasos:

Primero, buscar a nuestra pareja: la parte más difícil. Cómo encontrar a una pareja que ronde tu edad, que su situación geográfica no sea muy lejana, que comparta las dos lenguas y las dos culturas, y que te gusta como persona y también físicamente (no nos engañemos, todos miramos el físico).

Imaginad y poneros en situación :

Chico sobre los 30, venido muy joven con sus padres y hermanos a un pueblo pequeño, una de las primeras familias inmigrantes de ese pueblo, y el niño empieza a hacer amigos. Esos amigos son catalanes/españoles (no entraremos en política) porque inmigrantes no hay en ese pueblo. El niño empieza a crecer y se hace un adolescente, empieza a ver alguna que otra chica musulmana (muy pocas veces, pero alguna hay) pero no son de su agrado, por su forma de ser, por su físico, o ves a saber por qué motivo. Sigue creciendo y empieza a estudiar y trabajar. En la universidad, encuentra a una chica que le llama la atención, le gusta, intenta mantener una conversación, pero esa chica, no tiene el mismo interés por él. Oportunidad perdida. Acaba los estudios y empieza a trabajar. Las oportunidades y la casualidad de conocer una chica musulmana de su edad, soltera, descienden en picado por momentos.
Sus padres le empiezan a presionar de que es hora de buscarse una esposa.

-Papá, ¿Cómo voy a buscarme una esposa? -si con lo que cobro no tengo ni para mantenerme a mí.

-Baja al pueblo y búscate una.

-Papá si no hablan ni español, la cultura es muy diferente y para buscar un trabajo en la situación que estamos se requiere el idioma.

– ¿Has visto la hija de Ahmed?
-Papá tengo 30 años, no me voy a casar con una niña de 21 años.

-¿Y la hija de mi primo Karim?

-Papá, no me gusta y además es familia.

Y la respuesta es siempre la misma, si es muy bonita, ya te enamorarás de ella.

Cataluña tiene aproximadamente 500.000 musulmanes, un 5% son de la generación del 80, entre la mayoría venidos con más de 25 años y con más arraigo en su país de origen que aquí, mayoría chicos que vinieron a trabajar en la construcción, el campo, con poca relación con la gente autóctona y que normalmente bajan a su país de origen para contraer matrimonio. El resto, los venidos jóvenes o nacidos aquí. ¿Qué porcentaje queda de los restantes?
La aguja en el pajar

Entonces, ¿Qué final nos espera? ¿Pensar que mañana aparecerá? ¿Y si así van pasando los días y los años?

Esto es lo que tenemos:

Presión del tiempo, presión de la familia y presión de querer crear nuestra familia.
Y no es fácil.
Envidio a la generación de los 90 con Instagram, Facebook, etc. Si alguien encuentra la solución, para los de la generación del 80 se lo agradeceremos enormemente.

¡Un chico de esta magnífica generación 87!

A %d blogueros les gusta esto: